Pulsera Calavera Hombre

  • Una Pulsera Calavera Hombre con ojos congelados en el tiempo con piedras semipreciosas. Este brazalete de símbolo de realeza y te dará un estilo único.

    • Alta Calidad | Material Hipoalergénico
    • Acero Inoxidable | Piedras | Hecho a Mano
    • Tamaño: 20cm (Ajustable)
    • Envío Gratis

    En Vikiingos® nos importa mucho la calidad, es por eso que antes de enviar el producto a tus manos nos encargamos de controlar su fabricaciones y la calidad del mismo.

    Las calaveras existen desde hace miles de años, desde las civilizaciones azteca y egipcia, donde simbolizaban la muerte y el renacimiento. En los tiempos modernos, la calavera se ha elevado a un nivel completamente nuevo, ya que los objetos adicionales, como las alas y las tibias cruzadas, le dan un significado adicional. A lo largo de la historia, los cráneos se han presentado en diversas representaciones artísticas. Con el tiempo, las calaveras han aparecido en un número creciente de joyas, pinturas e incluso como símbolo del Día de los Muertos mexicano.

    Hace siglos, la gente respetaba la muerte por su corta duración. En respuesta, la gente comenzó a hacer joyas para abrazar la realidad de la muerte, incluyendo anillos con esqueletos para embellecer y recordar la muerte. Las joyas con esqueletos se llaman Memento Mori, que significa "recuerda que debes morir". Este motivo se utilizó durante cientos de años hasta principios del siglo XX y recientemente ha vuelto a aparecer.

  • ENVÍO GRATIS
    Envío gratuito independientemente del valor de tu pedido.

    100% SEGURO
    Nuestro protocolo SSL garantiza una transacción segura.

  • "¿Cuál es el plazo de entrega?"
    El envío se realiza en un plazo de 48 horas. El plazo de entrega suele ser de 10 a 25 días en cualquier parte del mundo.

    "¿Quién entrega mi pedido?"
    La entrega se realiza a través de su oficina de correos local.

    "¿Como sé donde está mi paquete?
    Una vez que el producto haya sido expedido se le enviará un link automático para que pueda seguir de cerca su paquete.