La batalla del Ragnarok: La Leyenda Vikinga del Fin del Mundo

agosto 12, 2019

Ragnarok

Ragnarok: La leyenda del Fin del Mundo

ragnarok inicio

Ragnarok (también escrito Ragnarök), significa dos cosas en nórdico antiguo: Destino o Disolución (Rök) de los dioses o gobernantes (Ragna). Este relato mítico de la época previkinga se refiere al fin y al renacimiento del mundo. Con el tiempo, el significado de Ragnarok (Ragnarokkr) ha cambiado y hoy en día el cuento se traduce simplemente como "Crepúsculo de los Dioses".

El Ragnarök es, por tanto, un relato previkingo de la mitología nórdica que data del siglo VI de nuestra era. Se remonta a historias del siglo XI. En ellas se narra la batalla final entre los dioses nórdicos, una batalla que lleva al mundo a su fin. Este fin, tal y como se planteó durante el periodo de cristianización, es en realidad bastante feliz, ya que coincide con el renacimiento del mundo.

Según los especialistas, el mito del Ragnarok está relacionado con el "velo de polvo del 536". Esto fue un desastre natural en Escandinavia.

En las fuentes medievales escandinavas, el relato del Ragnarok se resume en el manuscrito Gylfaginning (La mistificación de Gylfi), la tercera parte de la Edda del historiador islandés del siglo XIII Snorri Sturluson. En la prosa de la Edda también se encuentra la Völuspa (Profecía del Vidente), que probablemente data de la época anterior a los vikingos.

Algunos estudiosos creen que el famoso poema fue escrito dos o tres siglos antes de la época vikinga, es decir, alrededor del siglo VI de nuestra era. La copia más antigua que se conserva data del siglo XI y utiliza vitela (una piel de ternera muerta) como soporte.

La famosa Leyenda del Ragnarok en la mitología Nórdica

comienzo ragnarok

Signos del comienzo del ragnarok:

Baldr es el hijo de Odín y la diosa Frigg, tiene pesadillas en las que se le anuncia una fatalidad invisible y Odín baja con Sleipnir al reino de Hel y resucita el espíritu de una vidente que le dice que Baldr llegará pronto allí.

El dios embaucador Loki se entera de la existencia del muérdago y la lleva a Asgard, donde los dioses disfrutan de un juego en el que lanzan cosas a Baldr para verlas rebotar en él de forma inofensiva. El hermano de Baldr, el dios ciego Hodr, no puede ver para participar en el juego, así que Loki le da la flecha (o lanza) hecha de muérdago, dirige su puntería y mata a Baldr.

balder muerte
baldr muerto

Durante tres años, el mundo se llenó de conflictos y maldad.

Le sigue un periodo de mal tiempo, llamado Fimbulvetr (el terrible invierno). La nieve cubre las cuatro esquinas del mundo y la naturaleza está congelada. Los pájaros, los arroyos, todo se detiene y el viento se vuelve violento y helado. Todo ello marcado por un cielo gris oscuro en el que ya no aparece el sol.

Los tres inviernos siguientes son idénticos. Entre ellos, no hay verano, y el tiempo se hace interminable, anunciando los acontecimientos que se avecinan.

Es entonces cuando la guerra adquiere toda su fuerza y todo no es más que violación y saqueo, cuando el asesinato, la mentira y la violencia se convierten en las únicas leyes.

Mientras el mundo se desangra, mientras los hermanos se matan entre sí, mientras los hijos matan a sus padres, los corazones se vuelven duros como la piedra. La envidia y el odio son omnipresentes y los hombres luchan y mueren en la tierra. En el cielo, las estrellas también se desvanecen.

Comienzo del Ragnarok

batalla ragnarok

El Ragnarök comienza con el canto de los gallos. Estos cuervos advierten a los nueve mundos nórdicos. Los tres gallos anunciadores son Gullinkambi ("cresta dorada"), Fjalar y otro gallo cuyo nombre no se menciona.

Gullinkambi despierta a los héroes de Odín, mientras que los otros dos alertan a Helheim, el inframundo nórdico, y a Jotunheim, el mundo de los gigantes. Garm, el gran sabueso infernal, sigue atado a la cueva Gnipahellir, esperando que se rompan sus cadenas.

El lobo Sköll se traga el sol y con él se apaga el fuego, privando a la gente de luz y calor. Hati, el otro lobo, devora la luna, haciendo desaparecer la claridad y la belleza. Los hombres están en agonía.

skoll hati

Frente al suelo que tiembla, se abren enormes zanjas que revelan las entrañas de la tierra. Montañas, rocas, valles y arroyos son engullidos. El viento desgarra y rompe las cadenas. Gleipnir se libera de sus cadenas y el lobo Fenrir queda libre.

Entonces, con la agitación de Jörmungandr, la serpiente de Midgard, una enorme ola rompe en la orilla y sumerge todo el paisaje. El barco Naglfar aparece en el mar embravecido, sus bordes hechos con los clavos de los muertos, unidos por clavos. A bordo, el gigante Hrym reina con fuerza, domando las olas.

En tierra, la boca del Lobo Fenrir se ensancha cada vez más mientras recorre el campo. Devora el horizonte, disparando fuego desde sus fosas nasales y ojos. Cuando la serpiente Jormungand aparece a su lado, ambos monstruos siembran el terror.

Una gigantesca grieta se abre en el cielo y aparecen jinetes de fuego procedentes de Muspelheim, el mundo de las llamas. Al frente de ellos está el gigante Surt, que empuña una espada, dirigiendo una cabalgata en llamas. Cuando llega, el Puente Bifrost se rompe y todos los símbolos del Yggdrasil desaparecen.

El gigante Surt llega a un campo de batalla llamado Vigrid. Es aquí donde se encuentran los vencedores y los vencidos, donde los vivos, los muertos, los desaparecidos y los supervivientes encuentran su trágico final. El lobo Fenrir y la serpiente Midgard también llegan al escenario de la batalla final. Cuando el gigante Hrym se agita, ve a los más formidables jueves de nieve, escarcha y hielo, a los gigantes de la montaña salvaje y a los monstruos que avanzan hacia él.

surt

Ante sus adversarios, los fieles dioses de Odín se preparan para enfrentarse a los hijos de Muspelheim.

Heimdall sonará tan fuerte como pueda y esto será el aviso a todos los einherjar de Valhalla que la guerra ha comenzado. Esta será la batalla que acabará con todo, y este será el día en que todos los vikingos "Einherjar" del Valhalla y Folkvangr que han muerto honorablemente en la batalla, tomarán sus espadas y armaduras para luchar junto a los Aesir contra los Gigantes.

Los dioses Baldr y Hod regresarán de entre los muertos para luchar por última vez con sus hermanos y hermanas. Odín montará en su caballo Sleipnir con su casco de águila equipado y su lanza Gungnir en la mano, y dirigirá el enorme ejército de los Aesir con todos los dioses y los valientes einherjars en el campo de batalla de Vigrid.

Los Gigantes, con Hel y todos sus muertos deshonrosos, navegarán en el barco Naglfar, que está hecho con los clavos de todos los muertos, hacia las llanuras de Vigrid. El dragón Nidhug vendrá volando sobre el campo de batalla y recogerá otros tantos cadáveres para su hambre infinita.

Odín es asesinado por Fenrir, quien a su vez es asesinado por el hijo de Odín, Vidarr. Thor mata a Jörmungandr pero sucumbe al veneno de la serpiente después de dar solo nueve pasos tras la batalla y cae muerto. Loki y el dios Heimdall se matan mutuamente, Freyr es asesinado por Surtr, Týr y Garmr acaban matándose mutuamente, y los dioses Mani y Solveig son asesinados por Sköll y Hati. Surtr prende fuego al mundo con su espada y los Nueve Reinos caen en llamas, poniendo fin al ciclo de la vida que comenzó con el acto de creación de los dioses.

El comienzo del nuevo mundo

Lif y Lifthrasir

Cuando la mayoría de los dioses hayan perecido en la destrucción mutua con los gigantes, está predeterminado que un nuevo mundo surgirá de las aguas, hermoso y verde.

Si el Ragnarök marca el fin del tiempo en la mitología nórdica, esta batalla desproporcionada también anuncia la renovación del mundo. Es el nacimiento de una nueva Edad de Oro con los hijos de los dioses perpetuando la vida. Balder vuelve a la vida; Líf (vida) y Lífthrasir (persistencia) sobreviven para formar la primera pareja humana, repoblando la tierra.

Historiadores y científicos plantean la posibilidad de que el Ragnarök haya ocurrido realmente, no como una batalla, sino como un desastre medioambiental. De hecho, es bastante probable que Fimbulwinter fuera un acontecimiento real.

En el siglo VI d.C., una erupción volcánica hizo que una espesa y persistente niebla seca cubriera Asia Menor y Europa, eliminando toda noción de estación y verano durante muchos años. La famosa "nube de polvo" en Escandinavia provocó la deserción de casi 9 de cada 10 pueblos.

Por último, la renovación mencionada en la mitología nórdica es muy probablemente el fin milagroso de la catástrofe ecológica. Esta es la causa ecológica que se evoca en la serie de Netflix Ragnarok, un drama intimista que nos recuerda la urgencia de salvar la Tierra.

El acontecimiento, el relato y las leyendas que rodean este gran evento de la mitología nórdica han dado lugar a múltiples narraciones, pero también a realizaciones como videojuegos (God of War Ragnarok) y otras escenas, cortos y largometrajes (serie Ragnarok; Thor: Ragnarok, etc.). En el curso de estas producciones, la leyenda se perpetúa, extendiendo la historia de los vikingos a través del tiempo y el espacio.

Muertes Importantes en el Ragnarok:

Odin y Fenrir

traicion fenrir

Fenrir vivía en Asgard junto a los Dioses. Sin embargo, además de sus sueños, el tamaño cada vez más imponente del lobo (que crecía a un ritmo fenomenal) preocupaba a Odín. En ese momento, Odín se negó a matar a la bestia porque no quería manchar el mundo con su sangre. Por eso decidieron encarcelar gracias a Gleipnir. Cuando los Dioses lograron atrapar a Fenrir y encadenarlo. Odín lo encerró en lo profundo de la tierra para que se callara. Excepto que esta paz no durará para siempre.

La batalla no ha hecho más que empezar. Odín, montado en Sleipnir, su caballo de ocho patas que vuela como un huracán, con su lanza Gungnir en la mano, que nunca falla su objetivo. Protegido por su armadura dorada, se pone al frente de su ejército para dar ejemplo a los enemigos, los gigantes y el ejército de los muertos liderado por Loki.

En medio de este enorme ejército, Fenrir. Logró liberarse de las cadenas en las que Odín lo había apresado.

fenrir encadenado

La Edda Poética dice: "El lobo Fenrir caminará con la boca bien abierta, su mandíbula inferior rozando la tierra y la superior tocando el cielo, y la abriría aún más si hubiera espacio. La ventisca brotará de sus ojos y fosas nasales".

La batalla comienza. Las llamas estallan, los truenos rugen, el hielo sale de la boca de Fenrir, todos los elementos se desatan. El frío se mezcla con el calor, el ruido de las armas es casi insoportable. Odín no pierde ni un segundo y se lanza contra Fenrir nada más empezar la batalla. Su enemigo es tan grande que va más allá de la imaginación. La leyenda dice que es más grande que la luna, más grande que el sol.

Gungnir en mano, Odín cree en sus posibilidades de matar a la bestia, que lucha con la ferocidad que ha almacenado durante sus milenios de encierro. La ventisca que brota de sus ojos es cada vez más intensa. Odín lucha ferozmente pero el poder y la rabia de Fenrir harían temblar al más grande de todos los dioses. El Padre de los Dioses toma su lanza en la mano y se coloca para lanzarla y matar a la bestia.

odin fenrir

Se aplica a golpear el ojo de su enemigo, el tiempo parece detenerse a su alrededor. Su lanza nunca ha fallado un golpe, nunca. Lanza con toda su fuerza y...

Con un chasquido de dientes, Fenrir se tragó el arma y su sonrisa de desprecio sonó ante el fracaso de su viejo enemigo. Un segundo chasquido resonó en el campo de batalla. Los dioses aún vivos se dan la vuelta, Odín se ha ido.

Fenrir se ha tragado al padre de los dioses.

El creador de los hombres ha muerto, asesinado por una bestia temida por todos.

Fenrir y Viddar (Hijo de Odín)

vidar fenrir

Uno de los hijos de Odín, Vidar, se propuso vengar la muerte de su padre. Antes del Ragnarok, Vidar era solo un dios silencioso que a menudo pasaba horas sentado en sus jardines, cultivando flores y árboles. Puede haber nacido para el gran momento del Ragnarok. Se supone que sus zapatos fueron hechos para este momento clave. Ese día, Vidar saltó de su caballo para atacar a Fenrir.

Vidar agarró rápidamente la mandíbula de Fenrir. Clavó uno de sus zapatos mágicos en la mandíbula inferior del lobo y utilizó su gran fuerza para destruir al monstruo. Fenrir fue asesinado por Vidar, hijo de Odín. Así, además del nombre de Dios del Silencio, Vidar también era conocido como el Dios de la Venganza.

Gracias a su poder lo suficientemente sobrenatural como para matar a Fenrir, Vidar sobrevivió al Ragnarok y se convirtió en uno de los pocos dioses que entraron en el nuevo período mundial.

Thor y Jörmungandr

thor Jormungandr

Thor cae luchando contra el hijo de Loki, la Serpiente del Mundo, ya que aunque consigue matar a la bestia queda fatalmente envenenado en el proceso, y solo puede dar nueve pasos antes de que la muerte se lo lleve.

Loki y Heimdall

loki
heimdal

Durante la batalla, lleno de venganza, Loki se dirigió en dirección de Odín para matarlo, pero Heimdall lo interceptó. Los dos dioses luchan en un combate muy violento y sangriento que acabó sin ningún vencedor. En un increíble intercambio de ataque, ambos caen muertos al mismo tiempo.

El resto de las muertes:

Tyre luchará contra el perro guardián "Garm" que vigila las puertas de Hel, también se matarán entre ellos.

Freyr será asesinado por el gigante de fuego llamado Surtr. Finalmente, Surtr prenderá fuego a los nueve mundos y todo se encenderá en el mar hirviendo.

Los dioses Mani y Solveig son asesinados por Sköll y Hati.

¿Qué dioses sobreviven al Ragnarok?

Varios dioses sobrevivieron, incluyendo los hijos de Odin Vidar y Vali y su hermano Honir. Los hijos de Thor, Modi y Magni, heredarán el martillo de su padre, Mjölnir.

Los pocos dioses que sobrevivan irán a Idavoll, que no ha sido tocado. Y aquí construirán nuevas casas. También hay un nuevo lugar llamado Brimir, en un lugar llamado Okolnir "Never cold". Está en las montañas de Nidafjoll.